• Gloria Beatriz

Lo que la vida te enseña.



Este mes cumplí 53 años y mis hijas me dieron de regalo un libro espectacular “100 años. Lo que la vida te enseña” por Heike Faller y Valerio Vidali. Empieza con esas pequeñas cosas cuando somos bebés, como el querer tocar todo, comer y luego dejar caer para descubrir la gravedad o la cara de asombro cuando por primera vez, en nuestra vida, vemos una gallina. ¡Es una felicidad plena!


Entonces, me pregunté cuáles son esas cosas que la vida me ha enseñado en este caminar y aquí está la lista: He aprendido que hay más pobres que ricos. Según el Banco Mundial, casi la mitad de la población del mundo vive con menos de US$5,50 dólares al día, mientras que la lista de Forbes tiene solo 2.755 personas ricas del mundo que representan 13,1 billones de dólares. Que los malos son muchos y los buenos pocos. Los negocios ilegales más lucrativos son el tráfico de drogas, tráfico de armas, la trata de blancas o esclavitud, contrabando de migrantes, medicamentos falsos, tráfico de órganos, el tráfico de recursos naturales y el que se agrega en este nuevo siglo: delitos cibernéticos, aunque al final he aprendido que no tengo que saber todo en la vida.


Que soy una privilegiada por todo lo que me ha dado la vida y que lo único que puedo hacer es ser agradecida y servir a los que lo necesitan. Que el triunfo más grande de mi vida son mis hijas. Que en el camino del amor se encuentra con más de un compañero y que los amores eternos son una excepción. Que mi vida ha sido un viaje fascinante de búsqueda, conocimiento y que cada día aprendo algo nuevo de mí y de los otros. Que existe el blanco el negro y los millones de grises. Que después de la aventura, la familia es la roca que te sostiene. Que perdonarse a uno mismo es más difícil que perdonar a los otros. Que la felicidad no es un estado, sino momentos, como cuando estoy al lado de mi madre viendo un atardecer.


Que hay sueños que se cumplen y otros que no y que eso no es tan grave, porque donde se cierra una puerta se abre otra, llena de nuevos sueños. Que la vida tiene episodios de dolor, sufrimientos y que solo se sobrellevan por la familia y las amigas que dan la mano y los abrazos para cruzarlos. Que solo le pido a Dios que me dé la sabiduría para aprender las enseñanzas que me da la vida, porque tengo claro que si no las aprendo me lo hará repetir hasta que lo logre y hay más de una situación que no quiero volver a vivir. Que la muerte está a la vuelta de la esquina y que trato de vivir cada día como el último, aunque hay veces se me olvida. Que la salud es el más grande tesoro y que no hay plata con que pagarla.


Que soy una persona espiritual, pero que ninguna religión me sedujo. Que trabajar por y para los niños es mi pasión, aunque soy consciente que el dolor y la maldad también están en ellos, como en cada uno de nosotros. Que vivir de acuerdo a tus principios es tener paz en tu alma, aunque hay varias cosas que me hubiera gustado hacer de otro modo. Que tener un compañero en tu vida es un gran regalo. Que cocinar para los otros es un acto de amor. Que tener animales de compañía me ha enseñado sobre el amor sin condiciones. Que los libros son indispensables.


Estoy seguro que cada día tendré más cosas que agregarle a la lista y espero que también usted se inspire y la complete, porque el tiempo pasa muy deprisa y cada vez necesitamos el doble de tiempo para hacer todo. Además, la vida puede cambiar en un instante.


4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo